Biomasa

La biomasa es la utilización de la materia orgánica como fuente energética. Por su amplia definición, la biomasa abarca un amplio conjunto de materias orgánicas que se caracteriza por su heterogeneidad, tanto por su origen como por su naturaleza.

En el contexto energético, la biomasa puede considerarse como la materia orgánica originada en un proceso biológico, espontáneo o provocado, utilizable como fuente de energía. Estos recursos biomásicos pueden agruparse de forma general en agrícolas y forestales. También se considera biomasa la materia orgánica de las aguas residuales y los lodos de depuradora, así como la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos (FORSU), y otros residuos derivados de las industrias.

La valoración de la biomasa puede hacerse a través de cuatro procesos básicos mediante los que puede transformarse en calor y electricidad: combustión, digestión anaerobia, gasificación y pirolisis.

El principio de funcionamiento de la energía de la biomasa con fines domésticos, es la combustión. La combustión es el proceso de oxidación de la biomasa por el oxígeno del aire, en esta reacción se libera agua y gas carbónico, y puede ser utilizado para las aplicaciones domésticas (calefacción y ACS).

Aplicaciones:biomasa

A escala doméstica, las aplicaciones que la biomasa ofrece son las siguientes:

  • Calefacción en viviendas, edificios, e industria
  • Producción de ACS
  • Climatización de Piscinas
A escala industrial las aplicaciones del uso de la energía de la biomasa son muy amplias, cabe destacar las siguientes:

  • Producción de Energía Térmica
  • Producción de Energía Eléctrica
  • Producción de Biocombustibles
  • Producción de gases combustibles